93 768 88 64CONTACTO
0item(s)

No tiene artículos en su carrito de compras.

Las cabezas de maniquí de peluquería se utilizan en academias para las prácticas de coloración, permanentes, peinados, colocación de rulos y bigudíes, corte, colocación de extensiones, etc… también en salones de peluquería para mostrar a los clientes los peinados, recogidos o colocación de extensiones.

\r\n

En el mercado podemos encontrar cabezas de maniquí de varios tipos, es muy importante el material utilizado para el pelo, podemos encontrar desde la fibra de varias calidades como el Pro-H que permite algunos trabajos técnicos como corte, permanente, peinados pero no permite la decoloración ni temperaturas de plancha superiores a 120º la plancha, hay que decir que el material utilizado para las cabezas sintéticas está avanzando muchísimo y podemos encontrar calidades que se asemejan tremendamente en tacto y brillo a las de cabello natural, estas fibras denominadas Kanekalon están fabricadas en Japón y además son ignifugas por lo que aceptan el uso del secador y la plancha o tenacilla, también las hay sintéticas de peor calidad a las que no puedes colorear ni dar calor, después están las de pelo natural que evidentemente son más caras pero que permiten todo tipo de técnicas, dentro de las de cabello natural es importante que el cabello esté colocado con las cutículas en la misma dirección, es decir en la posición en la que se corto, porque si está mezclado se enredará mucho, esta calidad de cabello natural es el denominado Remy que hay que diferenciar del pelo virgen porque este último no ha sido tratado nunca con coloraciones ni decoloraciones, y por último las que son mezcla de cabello natural y sintético, después esta la densidad de cabello que lleva la cabeza, a mas densidad mejor calidad y por último el largo del cabello que oscila desde 15 centímetros hasta los 65 centímetros dependiendo del fabricante.

\r\n

El mayor problema es el enredo del cabello por lo que hay que hacer un mantenimiento a la cabeza después de su utilización para no volvernos locos desenredando la cabeza.

\r\n

Tanto para cabellos naturales como sintéticos es recomendable lavar la cabeza con un champú suave sin frotar, lavándolo siempre con agua tibia pasando la mano hacia las puntas, así evitamos enredos, una vez aclarado le aplicamos un acondicionador dejándolo unos minutos antes de volver a enjuagarlo, esto suavizará el cabello y será más fácil el peinado, por último lo secamos con toalla evitando frotarlo y posteriormente es muy recomendable el secado al aire, una vez seco peinar con un peine con las púas separadas evitando tirones, también con cepillo pero a ser posible de cerdas naturales y sobre todo separadas porque si están muy juntas daremos tirones y romperemos el cabello, si hemos de utilizar el secador controlar la temperatura que no sea muy alta y evitar exposiciones prolongadas a geles y lacas, en las cabezas con cabello natural son recomendables mascarillas, champús y acondicionadores hidratantes porque el cabello no adquiere nutrientes de sus raíces como en el caso de nuestro propio cabello y le podemos proporcionar esa hidratación por medio de estos productos hidratantes, también se puede utilizar aceite de argán en las puntas o serum.

\r\n

Maniquíes de peluquería perfectos para cada práctica

\r\n

Para elegir adecuadamente una cabeza de maniquí para prácticas es importante el tipo de práctica que vamos a hacer, si es para corte evidentemente buscaremos una barata de pelo sintético largo, si queremos practicar con los tintes o permanentes o peinados se recomiendan las de cabello natural.

\r\n

También son importantes los soportes que utilizaremos, si no tenemos un buen soporte va a ser bastante más complicada la práctica con una cabeza de maniquí que con una cabeza real, algunos de los modelos de cabeza de maniquí que podemos adquirir vienen ya con su soporte, es un soporte de mesa muy sencillo pero nos ayuda a que podamos empezar a practicar inmediatamente, los más habituales y más económicos son los de mesa que llevan un anclaje tipo tornillo de banco y un pivote para poder hacer todos los movimientos rotatorios a la cabeza, el pivote puede ser metálico o plástico y queda incrustado en la base de la cabeza, si ni tenemos una mesa podemos buscar un soporte de pie que son unos en forma de trípode (como los de una cámara fotográfica o de video) que se pueden plegar y otros con base de cuatro patas como los de un casco de secador, la ventaja de los soportes de pie es que son telescópicos y los podemos adaptar también a nuestra altura para poder trabajar más cómodamente.

Product was successfully added to your shopping cart.

Soportes y Maniquies

Establecer dirección descendente

   

21 artículo(s)

Establecer dirección descendente

   

21 artículo(s)